MAIDES, la fundación Mare de Déu dels Innocents i Desamparats, continúa la obra social que, ya desde el comienzo de la devoción a la Virgen de los Desamparados, puso en marcha la cofradía para atender a las personas con enfermedad mental, a raíz del discurso pronunciado por el padre Jofré el 24 de febrero de 1409 en la Catedral de Valencia. Con motivo del centenario de la Coronación de la Virgen de los Desamparados, MAIDES ha puesto el marcha el proyecto de dos nuevas viviendas tuteladas en Burjassot para atender a personas con enfermedad mental, que se financiarán con las aportaciones de todos los valencianos a la “Corona de Caridad”