Mónica Oltra, vicepresidenta del Consell, y Joan Ribó, alcalde de Valencia, agradecen la labor de MAIDES con las personas con enfermedad mental

De: Archivalencia.org

ARCHIDIÓCESIS DE VALENCIA, 2 SEPT. El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha visitado hoy la falla solidaria de la Fundación Mare de Déu dels Innocents i Desamparats (MAIDES), plantada por la falla Santa María Micaela – Martín el Humano bajo el lema “romper el muro de MAIDES” y ha destacado que la fundación dedicada a la atención integral de personas con enfermedad mental crónica y en situación de pobreza y exclusión social, “es caridad, es atención a los desamparados, a los descartados de la sociedad”. El cardenal Cañizares ha realizado la visita con la vicepresidenta del Consell Mónica Oltra y el alcalde de Valencia Joan Ribó.

El Arzobispo ha querido destacar que la Iglesia, bajo “el manto protector de la Mare de Déu” es una “casa común, un hogar para todos, donde nadie sobra” y ha pedido “que verdaderamente nos sintamos lo que somos: hermanos entre nosotros e hijos de tan buena madre como es la Virgen de los Desamparados”.

Mónica Oltra, vicepresidenta del Consell, también ha querido conocer de primera mano la falla, realizada por usuarios de MAIDES junto a un equipo de miembros de la comisión fallera. La Vicepresidenta ha dado las gracias a MAIDES y a la comisión fallera y ha asegurado que “esta falla es muy conmovedora, es ponerle cara al trabajo que hace una fundación tan importante en colaboración con el tercer sector, el Arzobispado y la Conselleria de Polítiques Inclusives, con personas que tienen problemas de salud mental, en su camino a un proyecto de vida independiente”. Oltra ha expresado que es un día para “sensibilizar a la población, porque la salud mental sigue siendo un gran estigma para las personas que la padecen”.

Por su parte, Joan Ribó, alcalde de València, ha querido “felicitar a la fundación MAIDES por su trabajo, una labor fundamental para nuestra ciudad” y ha señalado que fundaciones como MAIDES “son un marco de colaboración muy bueno entra la Iglesia y las instituciones, un marco muy fecundo y creativo que espero continúe en la misma dirección”. En la visita a la falla también ha participado Joan Baldoví, diputado de Compromís en el Congreso.

Las autoridades han sido recibidas por la Fallera Mayor de la falla Santa María Micaela – Martín el Humano, Lorena Rodríguez, la Fallera Mayor Infantil, Aitana Fernández, la presidenta de la falla, Ana Pardo, el director de Administración de MAIDES, Vicente Gallego, el coordinador de los programas de salud mental de MAIDES, Fran Zacarés, usuarios de la fundación y miembros del Patronato, entre ellos el vicepresidente de MAIDES Salvador Arnau.

Salvador Arnau ha agradecido el apoyo de la Conselleria de Polítiques Inclusives y del Arzobispado a MAIDES y ha hablado de los próximos proyectos de la fundación, entre los que destaca la puesta en marcha de dos nuevas viviendas tuteladas para el año 2023: “queremos que estén listas para el año 2023, porque es el aniversario de la Coronación de la Virgen de los Desamparados y pensamos que el mejor regalo que le podemos hacer a la Mare de Déu son precisamente estas viviendas, donde estas personas con tantas carencias estarán perfectamente”.

El proyecto contará con dos viviendas de siete plazas cada una, atendidas por cinco educadores las veinticuatro horas del día, todos los días del año. A finales de noviembre se lanzará una suscripción popular “para que todo el que quiera pueda sentirse protagonista, aportando su granito de arena a la causa”.

“Romper el muro de MAIDES”

La falla solidaria de MAIDES de este año ha sido realizada por falleros y usuarios de la fundación y fue plantada el pasado martes por la falla Santa María Micaela – Martín el Humano de València. La falla “está compuesta por taulellets con dibujos hechos por usuarios de MAIDES que muestran las desigualdades e injusticias que sufren” ha asegurado Paloma Roig, Vicepresidenta de Solidaridad de la falla. El monumento se quemará el próximo domingo 5 de septiembre, “al igual que la falla grande y la infantil”.

Asimismo, para colaborar con la labor de MAIDES, “durante la plantà hemos recibido donativos de aquellos que han querido colaborar, por cada uno de esos taulellets para poder romper, de una forma simbólica, el muro que sufren las personas con enfermedad mental”.

Una vez elegido un taulellet, “sobre esa pieza se ha ido colocando la identificación de la persona o familia que ha aportado el donativo, que irá destinado íntegramente a la fundación, para acabar con el muro de MAIDES”.

Los taulellets han sido realizados por participantes de los diferentes programas que desarrolla la fundación en un taller que esta falla de Valencia realiza los meses anteriores a la plantà, en el que un grupo de falleros y falleras de la comisión Santa María Micaela acuden a las villas de MAIDES, sobre todo a la de Burjassot, para elaborar y construir la falla, con la participación de los usuarios que hacen los dibujos y han colaborado también en la cartelería.

La comisión fallera, que organiza actos para colaborar con la fundación MAIDES desde 2009, tiene previsto realizar el próximo mes de noviembre otra acción solidaria, una “dansà solidaria” para recaudar fondos para la fundación.

Fundación Mare de Déu dels Innocents i Desamparats, MAIDES

La fundación Mare de Déu dels Innocents i Desamparats, MAIDES desarrolla su labor de atención a personas con enfermedad mental grave y en riesgo de exclusión social, con la colaboración de más de 50 voluntarios, en las viviendas tuteladas “Vilabanca” y “Vilafarell”, con 7 plazas cada una, con atención a los usuarios las 24 horas del día todos los días del año, y en la vivienda de promoción de autonomía “Siquem”.

Por otra parte, la entidad lleva a cabo el Programa de Acompañamiento Domiciliario (PAD), en el que los participantes viven en pequeños grupos de forma autónoma y supervisada, y el Programa de Atención y Sensibilización Comunitaria (PASC), para la ayuda a personas con enfermedad grave, estables, que carecen de apoyos y recursos económicos en sus propios domicilios.

(Fotografías: Samuel Martos / AVAN)