Elaboración Fallas 2017

Mar 1, 2017 en Actualidad, Noticias

Entre los diversos talleres que los usuarios de las viviendas de Maides realizan durante su tiempo de ocio, destaca la realización de una falla que, por tercer año consecutivo, se viene realizando en la vivienda tutelada de Vilafarell en Burjassot.

Los sábados previos a fallas y después del almuerzo,  bajo la supervisión del artista Jose Emilio y la colaboración del equipo de solidaridad de la Falla Santa María Micaela Martín el Humano, los integrantes de las viviendas realizan una falla que se plantará el día 14. Lucirá junto a la fallas de la citada comisión y se quemará junto con la falla infantil el día 19.

 

Ya conocen que una falla por dentro es como el cuerpo humano: la estructura, hecha de madera que es como el esqueleto, el modelado en corcho que es como la carne, el enyesado  y empapelado que forman la piel de nuestra falla, y por último, la pintura que hace que luzca tan bonita en nuestra demarcación, como cualquier falla de Valencia.

Después de plantar ‘El Cant de l’estoreta’ y ‘Les arts’, este año nuestro artista se ha superado con ‘El reciclaje’. Se buscan temas educativos y que interesen a los participantes de los programas de Maides.

 

Es una actividad lúdica y creativa que les encanta, de hecho merece la pena destacar la gran participación de este año al sumarse, junto a los nuevos integrantes de las viviendas tuteladas, las personas que han superado el proyecto y ya viven de forma independiente y que al conocer ya el proyecto vienen sábado a sábado a la realización de la fallita de Maides 2017.

Os animo a  participar en este proyecto. Un rato con estas personas te hace  poner en valor tu vida y tus capacidades. Es muy gratificante poder ver la ilusión, la implicación, el sacrificio que les supone, ya que las secuelas de padecer esta enfermedad pesan, pero  allí están, sábado a sábado, pidiendo trabajo, implicados, organizados y con el orgullo de saber que el fruto de su trabajo va a ser plantar su propia falla.

Históricamente eran confinadas en hospitales psiquiátricos de por vida, pero gracias al desarrollo de los fármacos antipsicóticos en los sesenta, se contempla y se recomienda que estas personas puedan vivir en comunidad con recursos comunitarios especializados.

 

Maides ha creado la red de viviendas especializadas para fomentar la autonomía, la adquisición de hábitos saludables y las destrezas que promuevan la inclusión social de las personas con enfermedad mental grave. El objetivo de estas viviendas es que los usuarios sean capaces de desarrollar al máximo sus capacidades, pudiendo llevar una vida autónoma y lo más normalizada posible. Asimismo y para garantizar resultados duraderos se pretende crear una red de apoyo formada por familiares, educadores, voluntarios, compañeros del programa y recursos socio-sanitarios de la comunidad en la que residen.

 

El programa se divide en :

-Programa de viviendas tuteladas: asistidas 24h al día, dentro de núcleos urbanos, con un programa para que adquieran destrezas que les permitan su inclusión

-Programa de acompañamiento domiciliario: Para personas que una vez reciben el alta terapéutica carecen de una red socio-familiar que pueda acogerles se ofrece la posibilidad de residir en viviendas con diferentes grados de supervisión:

-Vivienda de transición Siquem: para personas que han realizado el programa en las viviendas tuteladas y se encuentran socialmente integradas, pero no han adquirido suficiente autonomía para vivir de forma independiente.

-Unidades de convivencia: viviendas auto gestionadas insertas en núcleos urbanos supervisadas por educadores y voluntarios.

-Acompañamiento de baja intensidad: Seguimiento de quienes han pasado por las viviendas y viven en su domicilio familiar.